la tierra media

La Tierra Media

La Tierra Media es tu portal de noticias sobre el mundo de  El Señor de los Anillos y todo lo que tenga que ver con J.R.R. Tolkien.

Entra y navega por un mundo de noticias, información, curiosidades y aventuras que te sorprenderá. Escribimos información interesante cada día de la semana.

Además, podrás disfrutar y conocer todos los detalles de la nueva serie de Amazon de El Señor de los Anillos y adentrarte, cada vez más en la Segunda Edad del Sol.

AFTN Social

mayo 1, 2021

La Tierra Media

Portal de El Señor de los Anillos

curiosidades de el señor de los anillos

Cosas que descubres cuando ves El Señor de los Anillos más de una vez

La trilogía de «El Señor de los Anillos» es, sencillamente, uno de los mayores logros cinematográficos del siglo XXI. 

La ambiciosa adaptación de Peter Jackson a la gran pantalla de las novelas de J.R.R. Tolkien cambió las reglas del cine fantástico de gran presupuesto. La trilogía, que abarca tres películas estrenadas entre 2001 y 2003 – «La Comunidad del Anillo», «Las Dos Torres» y «El Retorno del Rey»-, cuenta la historia de un humilde hobbit llamado Frodo (Elijah Wood) que, junto con ocho compañeros, emprende un viaje para destruir el Anillo Único.

La trilogía es lo más parecido a la magia del cine. La Tierra Media es un mundo muy bien representado, con un tremendo sentido del lugar y del sentimiento. Los visionados repetidos recompensan a los espectadores atentos con todo tipo de detalles sutiles, desde el delicado trabajo de vestuario de Ngila Dickson y Richard Taylor hasta el intrincado diseño de armas de Weta Workshop.

Así que, con ese espíritu, aquí están algunas de las cosas que sólo se pueden notar después de repetir el visionado de la trilogía de «El Señor de los Anillos».

Arwen hereda la espada de Elrond

hadhafang espada de arwen y elrond

Las espadas son algo importante en la Tierra Media. No sólo porque pueden cortar los dedos de Sauron como si fueran mantequilla, sino porque nos dicen mucho sobre el linaje y el carácter del espadachín que las empuña. 

Lo que nos lleva al Hadhafang: una hoja arqueada que vemos lucir a Elrond (Hugo Weaving) en las laderas volcánicas del Monte del Destino durante el prólogo de «La Comunidad del Anillo». Los espectadores atentos observarán que ésta no es la última aparición de Hadhafang. Más adelante en la película, Arwen (Liv Tyler) acude en ayuda de Frodo tras ser herido con una espada de Morgul en la Cima del Tiempo, y vemos que la espada ha pasado de padre a hija. Sujetando al enfermo Frodo, Arwen blande la espada desafiando a los Espectros del Anillo que la persiguen, dándonos una clara visión de los reveladores adornos de la espada y su memorable curva. 

Hadhafang es una invención de Weta Workshop y no aparece en los libros. El nombre de la espada, derivado del sindarin de los elfos, se traduce como «cortador de multitudes». Según los materiales promocionales, los cineastas concibieron que Hadhafang se hizo originalmente para la abuela de Arwen, Idril, que, como Arwen, amaba a un hombre mortal. La inscripción traducida en sindarin a lo largo de la hoja dice: «Esta espada se llama Hadhafang, una noble defensa contra la multitud de enemigos para una noble dama». Esta inscripción, naturalmente, incluye un juego de palabras que parece enfatizar a su destinataria: en sindarin «noble dama» se traduce como «arwen».

El Ojo de Sauron está en el traje de montar de los Nazgûl

el ojo de sauron en los nazgul

Se puede culpar a Sauron de muchas cosas: de perturbar la paz, de intentar apoderarse de la Tierra Media, de todo. Pero el Señor Oscuro tiene un gran sentido de la marca, y hay que respetarlo. Todo lo que se relaciona con Sauron es negro como el carbón, con púas y gótico. Y en medio de toda esa amenazante negrura hay un notable toque de color: un enorme ojo sin párpado, rodeado de fuego, situado en el vértice de la imponente fortaleza del Señor Oscuro, Barad-dûr. 

En las películas, el Ojo de Sauron es efectivamente la forma física del Señor Oscuro, lo que da al emblema oracular una importancia especial. Tiene sentido, pues, que los Espectros del Anillo, los Jinetes Negros encapuchados y ligados al poder del Anillo Único, lleven un símbolo físico de la casi omnipotencia de su jefe. Se puede ver uno de estos logotipos en la primera parte de «La Comunidad del Anillo», cuando los Nazgûl aparecen a caballo. Si te fijas bien, puedes ver que cada caballo lleva una coraza metálica oscura con la forma del Gran Ojo. Suspendido por una martingala, cada uno de los ojos de hierro que no parpadean sirve de inquietante recordatorio de la presencia siempre vigilante del Señor Oscuro.

Viggo Mortensen desvía una daga con su espada

aragorn desvia daga

De todos los detalles de esta lista, éste es el que más probablemente se te pase por alto, simplemente porque ocurre muy rápido. 

Durante el enfrentamiento de nuestros héroes con los exploradores Uruk-hai al final de «La Comunidad del Anillo», Aragorn (Viggo Mortensen) se enfrenta al brutal líder Uruk, Lurtz (Lawrence Makoare). Después de masacrar a Boromir con un arco, Lurtz pone su mirada en Aragorn. Durante su violento enfrentamiento, Lurtz se saca un cuchillo recién plantado del muslo y lo arroja en dirección a Aragorn (después de darle un gran lametón, por supuesto). Si parpadeas, te perderás a Mortensen usando su espada para desviar legítimamente la hoja que se aproxima. 

La velocidad de la hoja (o mejor dicho: de las hojas) hace que los detalles de esta impresionante acrobacia sean difíciles de procesar. Y saber que el momento es práctico y en cámara lo hace aún más salvaje. Como explica Peter Jackson en el comentario del director de la película, Mortensen realizó la acrobacia en la primera toma: «era un cuchillo real el que se lanzaba, y literalmente lo apartó con su espada de verdad». Hay varias historias apócrifas que circulan por Internet y que afirman que toda la toma fue un accidente. Pero la verdad es al final mucho más extraordinaria que la ficción: Esto no fue una casualidad. Viggo Mortensen es legítimamente así de impresionante.

Isildur y Boromir tienen muertes paralelas

Boromir e isildur muertes similares

«La Comunidad del Anillo» ofrece varios recordatorios memorables del poder tentador del Anillo (¿quién puede olvidar ese susto en el que Bilbo se convierte en un monstruo literal durante un par de fotogramas?) Aunque todas las razas son susceptibles a la influencia venenosa del Anillo Único, como Galadriel reitera en el prólogo de la primera película: «los corazones de los hombres se corrompen fácilmente».

En «La Comunidad», tanto Isildur (Harry Sinclair) como Boromir (Sean Bean) ofrecen ejemplos sorprendentemente similares de la vulnerabilidad de la humanidad al Anillo Único. Ambos hombres ocupan posiciones de liderazgo en Gondor, con Isildur gobernando conjuntamente con su hermano Anárion y Boromir dispuesto a heredar el título de Mayordomo Gobernante de su padre. Ambos hombres caen presos de la influencia del Anillo e intentan evitar su destrucción: Isildur se niega a destruir el Anillo después de la Guerra de la Última Alianza y Boromir defiende igualmente que el Anillo debe ser utilizado como arma contra Sauron. De hecho, mientras que Aragorn es el verdadero heredero de Isildur, Boromir encarna gran parte de la misma debilidad que impidió a Isildur librar a la Tierra Media de Sauron hace tantos años.

Al final, ambos hombres mueren de forma casi idéntica: disparados con tres flechas en una emboscada orca. Sin embargo, hay una diferencia clave: a diferencia de Isildur, que permaneció cegado por el poder del Anillo hasta el amargo final, Boromir se da cuenta del efecto que ha tenido sobre él, y se defiende. Isildur muere, traicionado, con flechas en la espalda. Boromir muere defendiendo a Merry y Pippin, enfrentando la amenaza de frente, con flechas en el pecho.

Todos los easter eggs del Hobbit

trolls de el hobbit en el señor de los anillos

Cuando la trilogía de «El Señor de los Anillos» llegó a los cines a principios de la década de 2000, «El Hobbit» aún no había llegado a la gran pantalla. Peter Jackson acabaría adaptando la novela de 310 páginas de J.R.R. Tolkien en su propia trilogía de gran presupuesto. Pero durante un buen trecho, los acontecimientos de la aventura de Bilbo Bolsón sólo existieron en la periferia de la búsqueda de la Comunidad. Y algunos de los guiños al primer libro de Tolkien sobre la Tierra Media son un poco más sutiles, y de tipo homenaje, que otros. 

Cuando Aragorn y los hobbits buscan refugio en un bosquecillo cubierto de helechos después de que Frodo sea apuñalado en la Cima del Tiempo, se pueden ver tres grandes trolls de piedra en el fondo. Son los mismos tres trolls que amenazaron (e intentaron comerse) a Bilbo y compañía antes de ser convertidos en piedra por el sol naciente.

Otros guiños extraños son los cadáveres de Ori y Balin, dos de los enanos de «El Hobbit», cuyos restos polvorientos pueden verse en la tumba de Moria donde la Comunidad lucha contra un trol de las cavernas. Los enormes fuegos artificiales en forma de dragón que causan pánico (y luego alegría) en la fiesta de cumpleaños de Bilbo parecen un claro guiño a Smaug, el dragón acaparador de tesoros de «El Hobbit». Sin embargo, es un misterio por qué Gandalf querría volver a traumatizar a Bilbo. 

Por último, (aunque sin duda hay más huevos de pascua por ahí), varios títulos de capítulos de «El Hobbit» aparecen casualmente como diálogo en las películas de «El Señor de los Anillos», incluyendo «no estoy en casa» y «acertijos en la oscuridad».

Tras la muerte de Boromir, Aragorn lleva su guardabrazo

aragorn se pone armadura de boromir

Tras la muerte de Boromir en «La Comunidad del Anillo», Aragorn realiza una pequeña, pero significativa, alteración en su armadura. Durante el funeral de Boromir, hay una toma de Viggo Mortensen ajustando sus protectores de cuero para los antebrazos. En un primer visionado, es fácil pasar por alto lo que realmente está haciendo: ponerse una pieza de la armadura de Boromir.

Es un gesto inherentemente conmovedor: una representación física del espíritu de Boromir, que acompañará a la Comunidad, incluso en la muerte, hasta las puertas de Mordor. Pero los guardabrazos también tienen una implicación narrativa más explícita. A saber: La aceptación por parte de Aragorn del destino que ha estado evitando durante más de 80 años. Las muñequeras son la primera vez que vemos a Aragorn llevar el sigilo de Gondor, un Árbol Blanco. En este sentido, los guardabrazos representan la promesa de Aragorn de cumplir el último deseo de Boromir, de reclamar su derecho de nacimiento y asumir la responsabilidad como verdadero rey de Gondor.

Este detalle no aparece en el libro, ni se incluyó en el guión. En la pista de comentarios del reparto, Sean Bean subraya que la idea se le ocurrió a Mortensen en el plató, el día que estaban rodando. «Fue idea de Viggo», explica. «Creo que los lleva en gran parte de las otras películas. Es casi como si le hubiéramos transmitido algo».

Gandalf lleva su pipa en su bastón

pipa de gandalf en baston

El amor de Gandalf (Ian McKellen) por un buen cigarrillo no es ningún secreto. Pero este genial detalle puede haber pasado desapercibido incluso para el espectador más avispado. 

Antes de su triunfal cambio de imagen como Gandalf el Blanco, Gandalf el Gris aparece con un atuendo mucho menos limpio. Su aspecto más rudo incluye un bastón enjuto y desgastado que hace las veces de varita… y de portapipas. Si se observa con detenimiento, la querida pipa de madera de Gandalf el Gris encaja perfectamente en una ranura de la parte superior de su bastón. Ya sabes, para facilitar el acceso. 

Puedes obtener una visión más clara del «bastón de la pipa» en la tienda de réplicas de atrezzo de Weta Workshop, donde se especifica que la «corona de raíces rotas» donde descansa la pipa albergó en su día un cristal. Saruman (Christopher Lee) se apodera del bastón de la pipa de Gandalf durante el enfrentamiento de los magos en Orthanc. Dados los comentarios condescendientes de Saruman sobre el «amor por la hoja de los halflings» de Gandalf, tenemos que suponer que el nefasto Mago Blanco no apreciaba la parafernalia disimulada. 

El cambio de tamaño de las pupilas de Gollum

pupilas de gollum

Si alguna vez necesitas una hoja de trucos rápida y fiable para saber cuándo Gollum (Andy Serkis) es Gollum y cuándo es Sméagol… ¡los ojos la tienen! O mejor dicho, las pupilas la tienen. 

A lo largo de la trilogía, dependiendo del personaje que esté «al mando», el tamaño de las pupilas de Gollum crece y se reduce. Como Gollum violento y conspirador, las pupilas del personaje son diminutas. «Como dato curioso, las pupilas diminutas son un síntoma común del abuso de opiáceos. Teniendo en cuenta la malsana obsesión de Gollum y su dependencia de las drogas del Anillo, se trata de una coincidencia acertada. 

Mientras tanto, como el mucho más amable y afable Sméagol, las pupilas de la criatura están mucho más dilatadas. Su aspecto más grande le hace parecer mucho más simpático y menos amenazante. En resumen: al igual que la inflexión vocal, los gestos y la disposición de Gollum cambian cuando cambia su personalidad, también lo hacen sus pupilas.

Estos cambios de pupila son constantes a lo largo de «Las dos torres» y «El retorno del rey». Lo cual tiene sentido, porque la aparición de Gollum en «La Comunidad del Anillo» es más un breve y tenebroso cameo que una presentación propiamente dicha. En definitiva: Las pupilas cambiantes de Gollum son otro ejemplo genial de todo el sutil lenguaje corporal que hace que el Gollum (y Sméagol) completamente CGI se sientan como personajes reales y distintos.

Todos los cameos de Peter Jackson

cameos peter jackson el hobbit

A Peter Jackson no le es ajeno el hecho de ponerse delante de la cámara. Jackson sentó el precedente con su debut en el largometraje de 1987, «Bad Taste», en el que (además de interpretar dos importantes papeles secundarios) aparece como la voz en off del ministro local. En «Dead Alive», de 1992, Jackson hace una aparición como ayudante del enterrador empollón. En «Criaturas celestiales», de 1994, se puede ver a Jackson como un vagabundo, y dos años más tarde, en «The Frighteners», el director aparece como un punk amenazante y muy perforado.

Al igual que Alfred Hitchcock antes que él, Jackson no deja pasar un cameo de director. En «La Comunidad del Anillo», se puede ver a Jackson como el campesino que eructa fuera de la posada del Pony Rampante en Bree, comiendo una enorme zanahoria. En «Las dos torres», los espectadores más avispados pueden ver a Jackson como un soldado de Rohan que chupa lanzas. Por último, en «El Retorno del Rey», se puede echar un vistazo rápido a Jackson como uno de los Cosairs de Umbar, que, en la edición extendida, recibe un disparo de «advertencia» accidentalmente mortal de Legolas.

Ya que estamos aquí, si estás viendo la trilogía y sientes que sigues viendo a los mismos niños una y otra vez, no estás perdiendo la cabeza. Los dos hijos de Jackson y Fran Walsh, Billy y Katie, aparecen en las tres películas como jóvenes hobbits que escuchan las historias de Bilbo, refugiados del Abismo de Helm y niños asustados en la sitiada Minas Tirith. Resulta que las apariciones en forma de cameo son cosa de familia.

Los significativos temas musicales

el significado de la musica el señor de los anillos

La partitura de Howard Shore para la trilogía de «El Señor de los Anillos» es una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos. Una de las cosas que hace que la partitura de Shore sea tan magnífica es su intrincado uso de los leitmotivs: breves frases melódicas que acompañan la aparición de personajes, objetos, lugares e incluso ideas. En las manos adecuadas, los leitmotivs pueden crear una complicada red sinfónica que, como una ópera sin palabras, refleja las conexiones dramáticas de la acción que tiene lugar en la pantalla. 

La novela de Doug Adams de 2010 «La música de El Señor de los Anillos» identifica más de 100 leitmotivs entretejidos en la trilogía. Entre ellos se encuentran los temas de la Comarca, la Comunidad y Rohan. También hay temas musicales recurrentes menos obvios, como el arpegio que señala la tentación, que aparece durante la corrupción de Boromir y constituye la base del tema de Gollum.

Hay que ver (o más bien escuchar) varias veces para apreciar adecuadamente las sutiles conexiones musicales que se dan a lo largo de la trilogía. El mismo tema que acompaña a la muerte de Boromir vuelve repetidamente cuando los personajes recuerdan su sacrificio. Cuando se aplica más tarde a Theoden, el padre menos noble de Boromir, crea un convincente contraste entre los dos hombres. Asimismo, la lenta y lúgubre pieza musical que forma el tema de Sméagol incorpora elementos del tema de la tentación y del tema del hobbit, una combinación que resume acertadamente la trágica historia de Sméagol. Incluso se puede captar el tema de Sméagol durante las escenas en las que Bilbo adopta los gestos obsesivos y la actitud codiciosa de Gollum hacia el Anillo.

Las manos amigas de Sam y Frodo

las manos de frodo y sam

Se necesitan casi nueve horas y media para ver las tres ediciones teatrales de las películas de «El Señor de los Anillos». Así que se te perdonaría no haber captado las similitudes entre dos tomas que tienen lugar en extremos opuestos de la trilogía. 

Cuando «La Comunidad del Anillo» llega a su fin, Frodo (Elijah Wood), temiendo que el Anillo corrompa a todos los que se acerquen a él, decide viajar solo a Mordor. Sam (Sean Astin), que no tiene nada que hacer, persigue a Frodo hasta el río, donde casi se ahoga. Afortunadamente, Frodo sumerge su mano en el agua y agarra la muñeca de Sam. Sam, a su vez, agarra la de Frodo.

Frodo salva a Sam al principio de su viaje y al final, Sam le devuelve el favor. Al final de «El Retorno del Rey», Sam agarra a Frodo y lo saca del abismo del Monte del Destino. El plano refleja perfectamente el gesto anterior de Frodo: dos manos enlazadas, extendidas verticalmente, agarradas sólidamente en un vínculo irrompible. Una al lado de la otra, estas tomas actúan como un poderoso y simétrico cierre de la aventura de la pareja. A través del agua y el fuego de la Tierra Media, sus pulcros ropajes se han despojado y su impoluta piel se ha llenado de ampollas y sangre. Mucho ha cambiado, pero hasta el amargo final, su amor y lealtad mutuos permanecen intactos e inquebrantables.

Frodo dejó la Tierra Media para que Sam pudiera vivir una vida normal

frodo abandona la tierra media

Al final de «El Retorno del Rey», Frodo parte literalmente hacia el atardecer. Junto con Bilbo, Gandalf y varios elfos, a Frodo (Elijah Wood) se le permite viajar a Valinor, las Tierras Imperecederas, donde pretende permanecer el resto de su vida. Cuando Sam (Sean Astin), angustiado por la idea de perder a su amigo, le pregunta a Frodo por qué se va, Frodo le explica que su partida es la única manera de recuperarse de su contacto con el Anillo Único, así como de la herida aún supurante donde la hoja de Morgul le atravesó el pecho en la Cima del Tiempo.

El sacrificio de Frodo es, sin duda, la razón principal por la que se le permite viajar a un lugar típicamente reservado para seres inmortales. Pero tras varios visionados, surge otro motivo más personal: El trauma emocional y físico de Frodo por su viaje le ha impedido volver a la vida normal de la misma manera que Sam. Mientras que Sam ha superado sus aventuras, casándose y teniendo una hija pequeña, Frodo es incapaz de escapar de los efectos duraderos de ser portador de un anillo. Hay una implicación, aunque sutil, de que Frodo pretende que su partida libere a Sam de ese capítulo de sus vidas, para que pueda concentrarse en su nuevo futuro doméstico en la Comarca.